miércoles, 26 de noviembre de 2008

CONCLUSIÓN

CONCLUSIÓN

La seguridad de un sistema incluye la protección ante posibles daños físicos de los datos hasta el acceso indebido a los mismos, ataques contra la confidencialidad, la integridad o la disponibilidad de recursos en un sistema deben prevenirse y solventarse mediante la política y los mecanismos de seguridad de un sistema. De nada sirve tener mecanismos de protección buenos, si el SO no es capaz de identificar a los usuarios que acceden al sistema o si no existe una política que salvaguarde datos ante la rotura de un disco.

Es necesario comprobar que los recursos solo se usan por aquellos usuarios que tienen derechos de acceso a los mismos. Las políticas de protección y seguridad de hardware, software y datos deben incluirse dentro del SO pudiendo afectar a uno o varios componentes del mismo.